Animales Acojonantes - GAVIAL FALSO

Tomistoma schlegelii

El gavial falso es un cocodrilo revenido, forrado con piel auténtica, que disfruta del agua porque puede bucear, nadar de espaldas y a trol. Tiene demasiados complejos para intentar nadar a mariposa. A veces lo intenta cuando no hay otros reptiles cerca y lo único que consigue es chapotear un par de veces y molestar a los zapateros.

Lo que más le fastidia al gavial falso de tener las patas cortas es no poder impulsarse para salir de la piscina. Por eso prefiere las orillas graduales y blandas.
Normalmente suele darle pereza meterse en el agua a primera hora, aunque luego no ve el momento de salir, por mucho que le grite su madre.


Se alimenta de peces y pequeños vertebrados, a pesar de que su instinto es el de un gran depredador. Puede llegar a medir 4 metros y se pasea imperial, sintiéndose el más peligroso del barrio. Aunque, en realidad, su hocico es demasiado estrecho. Si quisiera atrapar a un animal voluminoso sus mandíbulas se romperían por la presión.
Eso no impide que aparezca de repente y dé unos sustos de muerte.

Le gusta:
- Las marchas militares
- Los videojuegos violentos
- Decir que hace una paella cojonuda y cuando le dicen “pues invita algún día” responder “joder, cuando queráis”

No le gusta:
- Las piedras puntiagudas
- Los pantalones de tergal
- Las escaleras mecánicas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, valora, añade o haz ruido con un silbato